AIM HIGH IN CREATION! LA PROPAGANDA COMO ARMA CINEMATOGRÁFICA



La clausura de la XVIII Muestra Internacional de Cine Realizado por Mujeres el sábado 24 de octubre a las 19 h en el Centro de Historias (Pza. San Agustín, 2), vendrá de la mano de un documental sobre el fracking y la propaganda en el cine

Acompañadas por Ecologistas en Acción, proyectaremos Aim High in Creation! (aquí podéis ver el trailer, en inglés), una comedia revolucionaria acerca de un genio del cine: el difunto Querido Líder Kim Jong-Il de Corea del Norte. Se trata de un experimento con una base rompedora: crear una película de propaganda de acuerdo con el Manifiesto sobre cine y dirección de 1987.

Resuelta a detener la construcción de una mina de gas cerca de su Sydney natal, la directora Anna Broinowski (Forbidden Lie$) viaja a Corea del Norte para aprender de los maestros del cine de propaganda. Allí, los mejores directores, compositores y estrellas de cine de Pyongyang le muestran ensayos de guión, combates entre especialistas, grupos de baile, picnics de borrachos y el rodaje de una captura real de una nave espía de los EE. UU., todo con el fin de enseñarle las técnicas de Kim Jong-Il. De vuelta a Sydney, el aguerrido equipo de Anna sigue las instrucciones de los norcoreanos para producir un melodrama didáctico y socialista, lleno de canciones y peleas espectaculares, en las que los “heroicos trabajadores” se alzan para vencer a los “malvados mineros extractores de gas”.


Transcribimos aquí las palabras de Anna Broinowski sobre su documental, traducidas de su página web (http://aimhighincreation.com/):


Hace unos años, un amigo me dio un discreto libro forrado en cuero que había comprado en Pyongyang: El cine y la dirección, de Kim Jong Il. Me fascinaron las detalladas, y muchas veces poco intuitivas, instrucciones del Querido Líder sobre cómo hacer el film de propaganda perfecto, así como el conflicto entre su misión de destruir el capitalismo y su amor por el western.

A Kim Jong Il le apasionaban las películas, especialmente las de Hollywood. Como “Comandante Creativo” de la industria del cine norcoreano desde 1964 a 2011 se presentó a sí mismo como un Spielberg del bloque del Este, y renovó las toscas películas de propaganda que odiaba adaptando técnicas de los western. Aparece acreditado como “guía creativo” para sus cineastas exactamente 11.870 veces. Pero nunca fue acreditado como director.

El metaenfoque de Aim High! se dirige a la propaganda: tanto la buena como la mala, la altamente sofisticada (tal y como se ve en el corporativo Oeste) como la didáctica (la de Corea del Norte). La historia trata sobre una directora fanática y cinco valientes actores que deciden que las técnicas de propaganda de Kim Jong-Il son lo suficientemente poderosas como para detener la mina de gas en Sydney. “¿Conseguirán detener la mina?” es el gancho que estructura el film originalmente. Pero una vez que viajan a Corea del Norte y experimentan la generosidad, calidez, candor y pasión con la que los mejores cineastas de Kim Jong Il abrazan su causa, me di cuenta de que el mensaje principal de Aim High! es que no importa el marco ideológico en el que trabajes: las y los directores de cine son familia.

Temáticamente, Aim High! destruye los clichés sobre Corea del Norte de modos inesperados, a través de un humor que lleva al público al margen de sus creencias. A través de Skype (los norcoreanos no tienen acceso a teléfonos o correos electrónicos extranjeros), pude plantear a los cineastas de Corea del Norte mis preguntas, y viceversa, de modo que se generó una auténtica colaboración creativa. A pesar de su fervor casi religioso hacia el genio de su Querido Líder, los directores Ri Kwan y Pak Jong Ju, la actriz Yun Su Gyong y el director de fotografía O Teh Young, son gente encantadora y fascinante con la que yo (y espero que el público) no puedo evitar simpatizar.

Aim High! es una obra de entretenimiento, pero también intenta conmover e inspirar al público, no importa cuál sea su posición política. Al emplear el lenguaje universal del cine para romper con la división Este/Oeste, espero que Aim High! consiga generar el entendimiento entre los desconocidos cineastas de Corea del Norte y los espectadores de todo el mundo.”



no replies

Leave your comment